Motivos por los que Google te puede penalizar

Desde que decidí que el SEO sería mi oficio, y desde que me tomé en serio esto de hacer páginas web “de calidad”, estoy más atento que nunca a lo que ocurre a mi alrededor. Sobre todo, a aquello que tiene que ver con la percepción que las empresas/usuarios tienen del buscador Google.

Es curioso, porque existe una idea generalizada de que Google es casi un servicio público en el que todos tenemos derecho a participar. Pero no es así, es una empresa privada, con unas reglas y unas normas. He pasado el último año participando de forma más o menos regular en el Foro de Ayuda para Webmasters de Google, y es increíble la cantidad de hilos que se abren, semana tras semanas, de usuarios/empresas/profesionales a los que les ha desaparecido su página del índice de Google. Tras analizar las páginas penalizadas puedo afirmar que, en prácticamente todas las ocasiones, la culpa es del propietario del sitio web.

Matt Cutts te va a penalizar

¿Por qué mi página ha desaparecido de Google?

  • Contenido de baja calidad o robado de otras páginas: Google no es tonto, acéptalo. Crear contenido irrelevante, de baja calidad, con una gran densidad de palabras clave y claramente orientado a obtener un posicionamiento en el buscador, suele tener consecuencias funestas. Google quiere páginas web con contenidos interesantes para el usuario, con valor añadido, originales y no necesariamente orientados a SEO. Olvídate de copiar el contenido de otra página, aunque proceda de otro idioma. Google te va a pillar y serás penalizado por duplicidad de contenidos.
  • Contenido potencialmente perjudicial para el usuario: Algo que poca gente sabe, es que Google detesta las páginas “Your Money or Your Life” (Tu dinero o tu vida). Son páginas que pueden poner en riesgo la seguridad y la salud del usuario. No necesariamente mediante actos de delincuencia, sino haciendo que tome una mala decisión. Aquí una lista:

    • Páginas que solicitan información personal: documentos de identidad, cuentas bancarias, números de licencia o cualquier otro dato que pueda ser usado para identificar al usuario fuera del entorno digital.
    • Páginas donde se realizan transacciones monetarias: cualquier página donde el usuario puede hacer una compra. Google puede poner en cuarentena estas páginas hasta que no verifica la autenticidad y la calidad.
    • Páginas web con información médica que pueden tener un impacto sobre el bienestar físico o psicológico del usuario. ¿Quién no ha buscado en Google “dolor de riñón” y ha descubierto que padecía un cáncer terminal?
    • Páginas con recomendaciones o consejos sobre decisiones de compra importantes, como comprar un coche o una casa.
    • Páginas que ofrecen información sobre temas importantes de la vida, como información financiera o asesoramiento jurídico.

Tener un sitio web con este tipo de contenidos no significa estar condenado a una penalización de Google. Pero seguramente Google va a estar muy atento a lo que publicas, a la calidad de tus contenidos, y a la calidad global de tu sitio web.

¿Tu página web es puro Spam?

He visto algunos casos realmente impactantes en los últimos meses: páginas repletas de publicidad invasiva que impide al usuario realizar acciones básicas, interrupciones de la navegación y pop ups insoportables. Digo que son casos impactantes, no porque las páginas sean pura basura, sino porque el webmaster acude al Foro de Ayuda buscando una explicación a la penalización. Según el anuario 2015 sobre webspam de Google, en 2015 se han aplicado más de 4,3 millones de penalizaciones manuales a sitios web de baja calidad o comportamiento claramente fraudulento.

¿Has sido hackeado?

Tener un sitio web protegido es responsabilidad de sus propietarios. Contraseñas seguras, evitar agujeros de seguridad en los servidores, etc. Aún así, durante 2015, Google ha detectado un incremento del +180% de sitios web hackeados. Más de 400.000 sitios web han sido denunciados por los usuarios como perjudiciales, y un 65% de estos han sido censurados en el buscador. Un ataque puede causar que tu web adquiera un comportamiento anómalo, y Google penalizará sin dudar cualquier sitio sospechoso.

Conclusiones

Google es de Google. Esto significa que estás en su casa, y bajo su techo se deben cumplir sus normas. Google quiere, literalmente, un “ecosistema limpio”. Creer que eres más listo que los demás no te llevará a la cima. Parece increíble que, en 2016, tengamos que andar dando lecciones sobre este asunto.


Puntúa este post ;)
Esto apestaBah, ni chica ni limonáPasable¡Oh! Me gusta tu rollo¡Genial! ¡Justo lo que quería! (5 Votos, puntuación media: 4,80 de 5)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *