SEO Multi-idioma (II): Localización orientada a SEO

Resumiendo mucho para ir al grano, la localización web consiste en la traducción del contenido del sitio para que sea comprensible para el usuario objetivo. Evidentemente, un usuario de Londres no entiende el Español, del mismo modo que un español no entiende el chino. Debemos traducir nuestro sitio, es condición imprescindible si queremos traspasar fronteras.

translation meme image

¿Cómo puedo traducir mi sitio web?

No voy a entrar en los pluggins necesarios o en la tecnología que requiere implementar un nuevo lenguaje en una estructura web. Hay tantos casos como sitios web. Me voy a centrar en la propia traducción.

Volviendo a ser breve: Google translator = mal, traductores profesionales = muy bien. Google ha reconocido que lo mejor, si nos tomamos esto del posicionamiento orgánico en serio, es contratar a traductores profesionales para realizar la traducción de nuestro sitio web. Pero… ¿debo gastar dinero?.

Cuando traducimos nuestros contenidos a otros idiomas, debemos realizar un proceso de optimización de palabras clave para cada idioma de destino. Es decir, no sirve una traducción literal de nuestros contenidos. Un ejemplo práctico es el de un e-commerce de material deportivo y fitness especializado en la venta de bicicletas estáticas. No lograba posicionar sus “landings” en Inglaterra. El motivo, es que usaron una traducción literal de “bicicletas estáticas”, es decir, “static bikes”. Rápidamente, un traductor profesional advirtió que el término correcto es “exercise bikes”. Este simple cambio influyó de forma significativa en el posicionamiento.

Si disponemos de los recursos humanos o el conocimiento necesario para realizar este proceso “in house”, genial. Si no es posible, os recomiendo que busquéis alguna agencia especializada en traducción web. Barriendo para casa, os recomiendo esta Empresa de traducción en Barcelona, con la que he trabajado traduciendo contenidos para otras webs.

Por último, advertir que algunas soluciones de traducción “freemium” realizan traducciones “al vuelo”. Es decir, mediante la sustitución del texto a través Javascript. Esto no es especialmente malo para el usuario, pero ejecutar funciones AJAX no son del agrado de Google. Realizar la traducción con estas herramientas puede ser muy cómodo, pero Google no va a ver vuestro sitio web traducido, no te vas a posicionar y todo el esfuerzo no servirá para nada.

Esta entrada es la segunda de una serie de posts con recomendaciones, buenas prácticas y consejos para la implementación de una estrategia SEO multi-idioma. La guía consta de 3 partes:

  1. SEO Multi-idioma I: Geolocalización
  2. SEO Multi-idioma II: Localización orientada a SEO
  3. SEO Multi-idioma III: Implementación de etiquetas hreflang (sistema solo para Google y Yandex).

Puntúa este post ;)
Esto apestaBah, ni chica ni limonáPasable¡Oh! Me gusta tu rollo¡Genial! ¡Justo lo que quería! (5 Votos, puntuación media: 4,00 de 5)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *