Los anuncios intersticiales van a penalizar en 2017

Ejemplos de intesticiales

A menudo, esto de hacer SEO se limita a estar atento. Es tan simple como leer los foros, blogs y seguir las fuentes adecuadas. En ellas hay suficiente información como para anticiparse y evitar la catástrofe.

El pasado 23 de agosto, Google publicó que los banners publicitarios (o de cualquier otra índole) que sean intrusivos, van a penalizar en los resultados de búsqueda para móvil. Ojo, que esto no es nuevo. Ya en 2015 Google anunció que los banners a pantalla completa y la publicidad en general sería un factor del algoritmo de posicionamiento.

Parece mentira, pero todavía tengo que andar explicando hasta que punto un banner puede llegar a ser un problema para el usuario, y más aún si el usuario nos visita desde un dispositivo de pantalla pequeña.

Lo busco ahora, lo quiero ahora

La lógica de Google siempre se centra en hacer feliz al usuario. Puede que tu sitio web tenga la respuesta más adecuada para lo que está buscando, puede que tu sitio web esté muy bien posicionado, pero ¿de qué sirve eso si en cuanto el usuario accede le plantamos un pop-up o banner que le impide ver el contenido? ¿Por qué lo obligas a ver 10 segundos de publicidad? ¿Por qué consumes su tiempo y sus recursos? ¿Por qué no le das lo que quiere?

La respuesta es simple: dinero. Para ti, un banner publicitario, intersticial, ese vídeo de 10 segundos obligatorios, son ingresos publicitarios. Para el usuario, es una molestia. Lo más probable es que cierre tu página y acabe consultando otro resultado de búsqueda más amigable. ¡Ping! Acabas de sumar un pequeño porcentaje a tu tasa de rebote 🙂

Tu pierdes, el usuario gana y, en consecuencia, Google gana.

Lo que va a ocurrir, a partir del próximo enero del 2017, es que Google empezará a penalizar si los intersticiales y los banners son intrusivos, privando al usuario de obtener la información que busca de una forma rápida y eficaz. Vas a poder seguir usando banners, y pop-ups, pero deberán ser más pequeños, más amigables y no podrán ocultar el contenido. Aquellas webs que tengan intersticiales del tipo “aviso de cookies”, o pantallas de login/registro, parece que no se van a ver afectadas.

Ante la más que previsible alud de solicitudes de ayuda por caídas en el tráfico orgánico que se va a producir en enero de 2017, yo solo me limitaré a decir una cosa: ¡os lo dije! Podemos hacer dos cosas: esperar la llegada del apocalipsis, o actuar. Aún recuerdo cuando Google decidió cambiar el sentido del linkbuilding. Las trompetas del fin del mundo sonaron durante meses, pero muchos decidieron seguir invirtiendo su dinero en la compra de enlaces. Ahora, en pleno 2016, aún hay quien está pagando importantes sumas por retirar las referencias.

Sinceramente, ya era hora.

fuente imagen: Google Webmaster Central blog

¿Por qué tu nueva web ha desaparecido de Google?

A pesar de ser uno de los temas más resueltos y explicados, muchos usuarios preguntan sistemáticamente por qué su web ha desaparecido de Google, de la noche a la mañana, y sin tener notificación de penalización alguna.

¡Bienvenidos a Google Sandbox!

Google Sandbox

Si has publicado tu nuevo web hace algunas horas o días, es posible que desaparezcas repentinamente de Google. Algunos lo llaman “Google Sandbox”, y yo lo llamo “cuarentena”. Hasta donde se sabe, el algoritmo de Google está programado para aplicar medidas cautelares para algunos sitios web que experimentan una rápida subida en el índice o donde se detecta una sobre-optimización.

A mi me gusta explicar este fenómeno desde un punto de vista empresarial, pragmático y realista. Google no te hace boicot ni quiere hundirte en la miseria, simplemente protege las webs que ya están bien posicionadas. Actualmente hay empresas que tienen su negocio basado en internet, dan trabajo a cientos o miles de personas y sostienen la economía de muchas familias. Algunas de estas empresas incluso cotizan en bolsa. Imaginemos que, de pronto, un SEO maligno crea un nuevo sitio web y, engañando al algoritmo de Google, logra ocupar las primeras posiciones. Desplazar al primero, el segundo o el tercero en el ranking de Google tiene consecuencias. Puede que sea catastrófico para las empresas que llevan años trabajando su posicionamiento. Estamos hablando de personas, sueldos, modelos de negocio e inversiones millonarias. Google no va a permitir que alguien ocupe el primer lugar del ranking de resultados de la noche a la mañana.

Y… ¿Esto cuánto dura?

Normalmente, por experiencia, puedes quedar fuera del índice por uno o dos días. En algunas ocasiones, quizá que no llegues ni a percibir el fenómeno. Lo importante es tener claro que, cuando lanzas un sitio web, se va a producir actividad paranormal y fuertes fluctuaciones en tu posicionamiento.

Es normal, dentro de los primeros 3 meses de vida de un sitio web, que el posicionamiento varíe mucho. Puedes pasar de la primera página a la última, en un momento. Será a partir del tercer mes cuando empezarás a tener un posicionamiento estable y natural.

La vida en Google es dura

Nadie dijo que fuera fácil posicionar un sitio web. Un buen SEO sabe que cuesta mucho estabilizar, sostener y hacer crecer el tráfico orgánico. El posicionamiento SEO es, siempre, una inversión a largo plazo. Algunos proyectos pueden tardar más de 6 meses en alcanzar la primera página, y años en lograr la primera posición. Todo depende de la competitividad en el sector.

Si has desaparecido de Google, ¡ahora ya sabes por qué! Keep Calm, se solucionará solo, es «normal» y no hay nada que temer.

Motivos por los que Google te puede penalizar

Desde que decidí que el SEO sería mi oficio, y desde que me tomé en serio esto de hacer páginas web “de calidad”, estoy más atento que nunca a lo que ocurre a mi alrededor. Sobre todo, a aquello que tiene que ver con la percepción que las empresas/usuarios tienen del buscador Google.

Es curioso, porque existe una idea generalizada de que Google es casi un servicio público en el que todos tenemos derecho a participar. Pero no es así, es una empresa privada, con unas reglas y unas normas. He pasado el último año participando de forma más o menos regular en el Foro de Ayuda para Webmasters de Google, y es increíble la cantidad de hilos que se abren, semana tras semanas, de usuarios/empresas/profesionales a los que les ha desaparecido su página del índice de Google. Tras analizar las páginas penalizadas puedo afirmar que, en prácticamente todas las ocasiones, la culpa es del propietario del sitio web.

Matt Cutts te va a penalizar

¿Por qué mi página ha desaparecido de Google?

  • Contenido de baja calidad o robado de otras páginas: Google no es tonto, acéptalo. Crear contenido irrelevante, de baja calidad, con una gran densidad de palabras clave y claramente orientado a obtener un posicionamiento en el buscador, suele tener consecuencias funestas. Google quiere páginas web con contenidos interesantes para el usuario, con valor añadido, originales y no necesariamente orientados a SEO. Olvídate de copiar el contenido de otra página, aunque proceda de otro idioma. Google te va a pillar y serás penalizado por duplicidad de contenidos.
  • Contenido potencialmente perjudicial para el usuario: Algo que poca gente sabe, es que Google detesta las páginas “Your Money or Your Life” (Tu dinero o tu vida). Son páginas que pueden poner en riesgo la seguridad y la salud del usuario. No necesariamente mediante actos de delincuencia, sino haciendo que tome una mala decisión. Aquí una lista:

    • Páginas que solicitan información personal: documentos de identidad, cuentas bancarias, números de licencia o cualquier otro dato que pueda ser usado para identificar al usuario fuera del entorno digital.
    • Páginas donde se realizan transacciones monetarias: cualquier página donde el usuario puede hacer una compra. Google puede poner en cuarentena estas páginas hasta que no verifica la autenticidad y la calidad.
    • Páginas web con información médica que pueden tener un impacto sobre el bienestar físico o psicológico del usuario. ¿Quién no ha buscado en Google “dolor de riñón” y ha descubierto que padecía un cáncer terminal?
    • Páginas con recomendaciones o consejos sobre decisiones de compra importantes, como comprar un coche o una casa.
    • Páginas que ofrecen información sobre temas importantes de la vida, como información financiera o asesoramiento jurídico.

Tener un sitio web con este tipo de contenidos no significa estar condenado a una penalización de Google. Pero seguramente Google va a estar muy atento a lo que publicas, a la calidad de tus contenidos, y a la calidad global de tu sitio web.

¿Tu página web es puro Spam?

He visto algunos casos realmente impactantes en los últimos meses: páginas repletas de publicidad invasiva que impide al usuario realizar acciones básicas, interrupciones de la navegación y pop ups insoportables. Digo que son casos impactantes, no porque las páginas sean pura basura, sino porque el webmaster acude al Foro de Ayuda buscando una explicación a la penalización. Según el anuario 2015 sobre webspam de Google, en 2015 se han aplicado más de 4,3 millones de penalizaciones manuales a sitios web de baja calidad o comportamiento claramente fraudulento.

¿Has sido hackeado?

Tener un sitio web protegido es responsabilidad de sus propietarios. Contraseñas seguras, evitar agujeros de seguridad en los servidores, etc. Aún así, durante 2015, Google ha detectado un incremento del +180% de sitios web hackeados. Más de 400.000 sitios web han sido denunciados por los usuarios como perjudiciales, y un 65% de estos han sido censurados en el buscador. Un ataque puede causar que tu web adquiera un comportamiento anómalo, y Google penalizará sin dudar cualquier sitio sospechoso.

Conclusiones

Google es de Google. Esto significa que estás en su casa, y bajo su techo se deben cumplir sus normas. Google quiere, literalmente, un “ecosistema limpio”. Creer que eres más listo que los demás no te llevará a la cima. Parece increíble que, en 2016, tengamos que andar dando lecciones sobre este asunto.