Etiquetar con un “nofollow” un enlace en una Navbar/Menú creado con WordPress

El otro día, por cosas de la vida (un problemilla de SEO), me topé con la necesidad de poner una etiqueta rel=”nofollow” en un enlace ubicado en el menú de navegación de un sitio web gestionado por WordPress. Estos menús (navbar) se controlan en la pestaña de “Apariencia > Menús” del escritorio de WordPress. Solucionar el problema sin recurrir a tocar el código fuente es muy fácil, pero hace falta saber donde se esconde la funcionalidad. Ahí va el truquillo.

Hay varias maneras de hacerlo, pero el método más sencillo es el siguiente:

Añadir el enlace

Accede al escritorio de WordPress y dirígete a la pantalla de gestión de menús (está en la sección “Apariencia”). Selecciona el menú en el que vas a añadir el enlace y crea un nuevo vínculo usando la opción “enlaces personalizados”. Añade el nuevo enlace en el lugar que desees del menú. Hasta aquí, todo normal.

Añadir un enlace en menú de wordpress

Etiquetar como “nofollow”

Una vez añadido, fijate en la parte superior derecha de la pantalla. Ahí tienes un desplegable llamado “opciones de pantalla”. Selecciona la opción “Relación con el enlace (XFN)”. Esto lo puedes hacer antes o después de añadir el enlace, es lo mismo.

añadir campo relación con el enlace
(Haz click en la imágen para ver más grande)

Esto activará una nueva casilla en el enlace que acabas de añadir al menú. Regresa más abajo, al enlace, y coloca un “nofollow” en el nuevo campo.

etiquetar nofollow

Con esto, has añadido un nuevo vínculo en tu menú de navegación y ha quedado etiquetado como “nofollow”, algo que es muy importante sobretodo cuando creamos un enlace que apunta fuera de nuestro dominio.

¿Te ha resultado útil? ¿Tienes preguntas? ¿Necesitas más ayuda? No dudes en dejar un comentario! 😉

Mamá, trabajo de SEO

“En Septiembre cumpliré un año en la empresa”. Con esta frase espontánea y sin mayor pretensión empezó, hace unas semanas, una larga y profunda reflexión sobre mi trabajo como SEO.

Era sábado al medio día, y nos reunimos en una mesa para compartir un agradable rato en familia. Como tantos otros sábados, hablando de esto y de aquello, planes de futuro y recordando cosas de nuestra infancia. En cierto momento, recordé en voz alta que en septiembre cumpliría un año en mi actual empleo.

—En septiembre cumpliré un año en la empresa —dije, sin venir muy a cuento.
—Pero a ver… —dijo mi madre—. Aún no entendemos demasiado bien a lo que te dedicas.
—Verás, mamá, hay una cosa llamada Google…

Así empecé una disertación de hora y media, varios cafés y muchas preguntas. Mi padre fruncía el ceño y mi madre asentía con interés mientras mi novia dormitaba frente al televisor. Fue un ejercicio de síntesis que nunca antes había realizado. ¿Cómo explicas lo que es el SEO a tus padres? Menudo marrón.

Lo conté lo mejor que pude, os lo prometo. Me marché con la sensación de que lograron entender mi trabajo. La clave de la explicación fue el hacer entender que el primero de la lista gana más pasta que los siguientes. Por ende, todos quieren estar el primero en los resultados, y ahí es donde yo entro en juego. Quizás pueda sonar ridículo, pero en el fondo, se trata de eso: estar el primero para ganar más pasta.

Desde hace tiempo, cuando alguien me pregunta, respondo que “trabajo en marketing”. Explicar en qué consiste mi trabajo es tedioso. Supongo que es algo común en los oficios relacionados con internet. Prácticamente toda mi familia tiene oficios reconocibles: paleta, soldador, fresador, ingeniero mecánico, transportista. Pero… ¿¿Yo? ¿A qué me dedico?

Ahí lo dejo. Si alguien me quiere dar su opinión o contarme una experiencia similar, tenéis los comentarios un poco más abajo :)

Los anuncios intersticiales van a penalizar en 2017

Ejemplos de intesticiales

A menudo, esto de hacer SEO se limita a estar atento. Es tan simple como leer los foros, blogs y seguir las fuentes adecuadas. En ellas hay suficiente información como para anticiparse y evitar la catástrofe.

El pasado 23 de agosto, Google publicó que los banners publicitarios (o de cualquier otra índole) que sean intrusivos, van a penalizar en los resultados de búsqueda para móvil. Ojo, que esto no es nuevo. Ya en 2015 Google anunció que los banners a pantalla completa y la publicidad en general sería un factor del algoritmo de posicionamiento.

Parece mentira, pero todavía tengo que andar explicando hasta que punto un banner puede llegar a ser un problema para el usuario, y más aún si el usuario nos visita desde un dispositivo de pantalla pequeña.

Lo busco ahora, lo quiero ahora

La lógica de Google siempre se centra en hacer feliz al usuario. Puede que tu sitio web tenga la respuesta más adecuada para lo que está buscando, puede que tu sitio web esté muy bien posicionado, pero ¿de qué sirve eso si en cuanto el usuario accede le plantamos un pop-up o banner que le impide ver el contenido? ¿Por qué lo obligas a ver 10 segundos de publicidad? ¿Por qué consumes su tiempo y sus recursos? ¿Por qué no le das lo que quiere?

La respuesta es simple: dinero. Para ti, un banner publicitario, intersticial, ese vídeo de 10 segundos obligatorios, son ingresos publicitarios. Para el usuario, es una molestia. Lo más probable es que cierre tu página y acabe consultando otro resultado de búsqueda más amigable. ¡Ping! Acabas de sumar un pequeño porcentaje a tu tasa de rebote :)

Tu pierdes, el usuario gana y, en consecuencia, Google gana.

Lo que va a ocurrir, a partir del próximo enero del 2017, es que Google empezará a penalizar si los intersticiales y los banners son intrusivos, privando al usuario de obtener la información que busca de una forma rápida y eficaz. Vas a poder seguir usando banners, y pop-ups, pero deberán ser más pequeños, más amigables y no podrán ocultar el contenido. Aquellas webs que tengan intersticiales del tipo “aviso de cookies”, o pantallas de login/registro, parece que no se van a ver afectadas.

Ante la más que previsible alud de solicitudes de ayuda por caídas en el tráfico orgánico que se va a producir en enero de 2017, yo solo me limitaré a decir una cosa: ¡os lo dije! Podemos hacer dos cosas: esperar la llegada del apocalipsis, o actuar. Aún recuerdo cuando Google decidió cambiar el sentido del linkbuilding. Las trompetas del fin del mundo sonaron durante meses, pero muchos decidieron seguir invirtiendo su dinero en la compra de enlaces. Ahora, en pleno 2016, aún hay quien está pagando importantes sumas por retirar las referencias.

Sinceramente, ya era hora.

fuente imagen: Google Webmaster Central blog

El SEM en B2B es jodidamente duro

SEM en B2B

Hace más o menos un año que estoy trabajando para una empresa cuyos clientes son otras empresas. Para los que no estén familiarizados con la terminología, se trata de un negocio “B2B” (Business to Bussines). La conclusión a la que he llegado, de momento, es que es jodidamente duro. Sobre todo, cuando te planteas una estrategia SEM en B2B.

Simplemente, no puedes decidir quién hace click en tu anuncio

Uno de los mayores problemas es gestionar el target. Son empresas de cierto calibre, pero el servicio/producto que vendemos también podría comercializarse para cliente final. Esto genera un problema muy complicado de resolver, y me explico. Adwords no permite segmentar demasiado a los usuarios. Por ejemplo, si mi target son directivos de empresas (grandes ciudades + franja de edad de 35 a 55 años), es imposible dejar fuera del impacto del anuncio a los jovenes de 18 años, interesados en adquirir nuestro producto/servicio. Esto causa que, a nivel de presupuesto, el dinero se me escurra entre las manos con visitas de baja calidad que no generan leads ni conversiones.

“Eso es porque no has elegido las keywords correctas”, estarás pensando. Cierto. Desde hace algunas semanas estoy variando la estrategia, y es cierto que se ha producido una mejora sustancial, pero los datos siguen siendo entre malos y aterradores. ¿Fracaso total? Quizás Adwords no sea el medio… me lo planteo a diario.

¿Internet sirve para el B2B?

Tradicionalmente, el B2B se ha trabajado mediante el contacto comercial. Quizá Internet no sea el mejor canal para vender a empresas. Puede que el mercado no esté maduro, o puede que simplemente nuestro servicio/producto no tenga salida. Lo que está claro es que los resultados te hacen replantear la estrategia y generan frustración.

Puntúa esta entrada:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 voto, puntuación media: 3,50 de 5)
Loading...
Categoria: SEM | Dejar un comentario