YouTube no está roto

Desde hace ya algún tiempo, muchos creadores de contenidos de YouTube han puesto el foco sobre el sistema de recomendación de vídeos implantado por la “plataforma”. Un sistema que, al parecer y de un modo u otro, está afectando a sus cifras de audiencias e, […]

¿Favorece Youtube los filtros burbuja y las cámaras de eco?

A nadie se le escapa que las redes sociales han vivido en los últimos años un proceso en el que los criterios “tradicionales” de visibilidad de los contenidos han sido paulatinamente substituidos por mecanismos basados en decisiones algorítmicas que tienen en cuenta una gran diversidad de factores. El máximo exponente de esto es Facebook. Originalmente el muro de Facebook mostraba los contenidos de nuestros amigos siguiendo una lógica temporal: los contenidos nuevos desplazan a los antiguos, y así sucesivamente. Desde hace algún tiempo, Facebook tiene en cuenta otros muchos factores para decidir qué contenidos se van a mostrar primero. Uno de ellos, por ejemplo, es el grado de interacción. Si interactúas más con noticias relacionadas con el PSOE, cuando existan nuevos contenidos relacionados con el PSOE, estos se mostrarán primero, desplazando otros contenidos a posiciones de menor visibilidad.

Emociones en Facebook por partidos

Este artículo propone el análisis de reacciones, emojis y stickers de Facebook como método para analizar la forma en que la plataforma gramatiza las acciones de los usuarios y también las emociones que invocan las narrativas que se despliegan en dicha red social. Para ello, toma como caso de estudio la campaña electoral de las elecciones al Parlament de Catalunya celebradas el 21 de diciembre del 2017. Este análisis permite identificar las emociones a las que apelan las narrativas de los partidos, los principales formatos utilizados durante la campaña y su relación con las emociones, y las posibilidades de las que disponen los usuarios para vehicular los sentimientos más viscerales. Leer completo

1-O-_Referendum_1_de_octubre-Cataluna-fake-news

Este artículo toma los hechos sucedidos en torno al referéndum de independencia de Cataluña del día 1 de octubre de 2017 como referencia para realizar un análisis sobre el uso de la desinformación en un contexto de contencioso político y un escenario de alta polarización como parte de una narrativa estratégica. A partir de una propuesta metodológica de análisis, y aplicándola a las desinformaciones contrastadas por el fact-checker Maldito Bulo, hemos constatado que la desinformación tiene por objetivo el descrédito de los actores implicados, la amplificación de los hechos o bien la búsqueda de adhesiones a los diferentes argumentarios, y que el formato de la desinformación es un elemento clave en su grado de difusión, así como la dificultad para determinar con exactitud el impacto de dicha desinformación. Leer completo